Durante nuestra trayectoria de casi 8 años en el desarrollo Web, Marketing, Social Media, hemos tenido todo tipo de experiencia y hoy queremos hablarte, de aquella en donde no logramos al principio conectarnos con las ideas del cliente (calma, puede pasar)

Lo primero que debes ser es Agradecido, el cliente te está[a expresando que no le gustó[o y te está dando la oportunidad de “mejorar” (A vece simplemente hay mal gusto) el trabajo realizado, molestarte o tratar de convencer al cliente para que le guste tu diseño te llevará muy lejos, tanto así que no lo volverás a ver más.

Lo mejor que puede hacer es escuchar su crítica (si te la está haciendo, es por que quiere que continúes su trabajo) y mejorar su proyecto según su criterio, recuerda que por más que puedas tener una visión diferente, la imagen que se proyectará es la de él, por ende es tu cliente quien debe sentirse cómodo con tu trabajo.

Ganarás mucho más si lo escuchas y pones en prácticas sus sugerencias, si te parece que son muy “radicales” lo mejor que puede hacer es reunirte con el cliente, y ver los cambios juntos, lo más probable es que sea un tema de perspectiva, explica por que fue el hecho el trabajo de esa manera y seguro serán menos las correcciones.

¡Ánimo! Cuando se te presente esta situación, ten en claro que tienes una oportunidad de oro, para demostrar que eres un profesional en tu área y eso siempre hablará bien de ti.